Queso elaborado con leche de vaca de
explotaciones de pastoreo de las comarcas
Ulloa – Deza – Tabeirós – Terra de Montes

Queso elaborado con leche de vaca de
explotaciones de pastoreo de las comarcas
Ulloa – Deza – Tabeirós – Terra de Montes

QUESO ARZÚA

Galardonado con el oro en la XXI Cata de Quesos de Galicia

Este queso con un mínimo de 9 días de maduración, está elaborado con leche pasteurizada de vaca, procedente de explotaciones ganaderas sostenibles que usan el pastoreo, y seleccionadas por la Cooperativa Cobideza, con un marcado carácter de elaboración tradicional y artesanal.
Presenta forma lenticular, de corteza fina y elástica, brillante y lisa.
En el interior, se aprecia una pasta uniforme, cremosa, sin grietas, de un color entre blanco marfil brillante y amarillo pálido; muestra escasos ojos, redondeados y de distribución irregular.
Organolépticamente ofrece un aroma lácteo que recuerda a mantequilla, con matices de nata, vainilla y nuez; sabor fundamental a leche, de acidez media-baja y con un regusto de persistencia global de tipo medio a largo.

QUESO ECOLÓGICO

El queso ecológico graso semicurado está elaborado con leche pasteurizada ecológica de vaca.
Tiene un color amarillento, pajizo y una textura muy fina, blanda y cremosa que se deshace en el paladar. Su sabor es muy suave, ligeramente ácido y con aromas lácteos.

QUESO LECHE CRUDA

Este queso, con un mínimo de 15 días de maduración, se elabora con leche cruda de vaca proveniente de pastos de pastoreo seleccionados por la Cooperativa Cobideza. Destaca un marcado carácter de elaboración tradicional y artesanal.
Tiene forma lenticular, corteza delgada y elástica, brillante y lisa. En su interior apreciará una pasta uniforme, cremosa y agrietada, de un color entre blanco marfil y amarillo pálido, muestra ojos redondos y de distribución regular.
Organolépticamente, ofrece un aroma lácteo que recuerda a la mantequilla, con notas de crema, vainilla y nuez, sabor fundamental de leche, acidez media-baja y una regusto de persistencia general media-larga.

QUESO TETILLA

Es un queso ampliamente conocido y reconocido por su peculiar forma cónica en la gastronomía gallega. Tiene un periodo mínimo de 8 días de maduración, elaborado con leche pasteurizada de vaca procedente de explotaciones ganaderas sostenibles que usan preferentemente el pastoreo, y seleccionadas por la cooperativa Cobideza, al igual que en D.O.P. Arzúa-Ulloa, con un estricto control de calidad y trazabilidad de la leche en origen.
Presenta una característica forma cónica, cóncava-convexa, corteza fina y elástica, de color amarillo paja. La pasta de su interior es blanda, cremosa y uniforme, de color blanco marfil a amarillento. Posee un aroma suave, ligeramente ácido que recuerda a la leche en origen. Su sabor es eminentemente lácteo, que recuerda a la manteca, ligeramente ácido y salado suave.

QUESO TETILLA ECOLÓGICO

Es un queso ampliamente conocido y reconocido por su peculiar forma cónica en la gastronomía gallega. Tiene un periodo mínimo de 8 días de maduración, elaborado con leche ecológica pasteurizada de vaca procedente de explotaciones ganaderas sostenibles que usan preferentemente el pastoreo, y seleccionadas por la cooperativa Cobideza, al igual que en D.O.P. Arzúa-Ulloa, con un estricto control de calidad y trazabilidad de la leche en origen.
Presenta una característica forma cónica, cóncava-convexa, corteza fina y elástica, de color amarillo paja. La pasta de su interior es blanda, cremosa y uniforme, de color blanco marfil a amarillento. Posee un aroma suave, ligeramente ácido que recuerda a la leche en origen. Su sabor es eminentemente lácteo, que recuerda a la manteca, ligeramente ácido y salado suave.

REQUESÓN

Es un queso fresco, semigraso, válido para untar. Está elaborado con leche pasteurizada de vaca procedente de explotaciones ganaderas sostenibles y seleccionadas por la Cooperativa Cobideza.
En el proceso de elaboración solamente se emplea cuajo y cultivos lácticos, respetando el método tradicional de cuajado y escurrido en sacos con el posterior batido, momento en el que se aporta la textura deseada.
El requesón es de un color blanco, de aspecto muy poco granulado o incluso textura mousse. Posee un aroma suavemente ácido, que no impide proceder a su cata.
Su sabor es ligeramente ácido y lácteo, lo que supone un alimento ideal para mezclar con frutas, miel y posible sustituto del yogourt en determinadas recetas de postres

QUESO BARRA

Es un queso con forma de barra (base más ancha con respecto a la cara superior), clasificado como graso y madurado un mínimo de 8 – 10 días.
Elaborado de igual manera que un tipo Arzúa-Ulloa y partiendo de la misma selección cuidadosa de la leche en origen.
A diferencia del tradicional Arzúa-Ulloa, presenta similares matices pero más intensos en lo que a propiedades organolépticas se refiere.
Es un queso ideal para todo tipo de acompañamientos, especialmente por su forma de corte para acompañar en tapas o pinchos y canapés, y con una excelente textura para fundir.

Este queso con un mínimo de 9 días de maduración, está elaborado con leche pasteurizada de vaca, procedente de explotaciones ganaderas sostenibles que usan el pastoreo, y seleccionadas por la Cooperativa Cobideza, con un marcado carácter de elaboración tradicional y artesanal.
Presenta forma lenticular, de corteza fina y elástica, brillante y lisa.
En el interior, se aprecia una pasta uniforme, cremosa, sin grietas, de un color entre blanco marfil brillante y amarillo pálido; muestra escasos ojos, redondeados y de distribución irregular.
Organolépticamente ofrece un aroma lácteo que recuerda a mantequilla, con matices de nata, vainilla y nuez; sabor fundamental a leche, de acidez media-baja y con un regusto de persistencia global de tipo medio a largo.

El queso ecológico graso semicurado está elaborado con leche pasteurizada ecológica de vaca.
Tiene un color amarillento, pajizo y una textura muy fina, blanda y cremosa que se deshace en el paladar. Su sabor es muy suave, ligeramente ácido y con aromas lácteos.

Este queso, con un mínimo de 15 días de maduración, se elabora con leche cruda de vaca proveniente de pastos de pastoreo seleccionados por la Cooperativa Cobideza. Destaca un marcado carácter de elaboración tradicional y artesanal.
Tiene forma lenticular, corteza delgada y elástica, brillante y lisa. En su interior apreciará una pasta uniforme, cremosa y agrietada, de un color entre blanco marfil y amarillo pálido, muestra ojos redondos y de distribución regular.
Organolépticamente, ofrece un aroma lácteo que recuerda a la mantequilla, con notas de crema, vainilla y nuez, sabor fundamental de leche, acidez media-baja y una regusto de persistencia general media-larga.

Es un queso ampliamente conocido y reconocido por su peculiar forma cónica en la gastronomía gallega. Tiene un periodo mínimo de 8 días de maduración, elaborado con leche pasteurizada de vaca procedente de explotaciones ganaderas sostenibles que usan preferentemente el pastoreo, y seleccionadas por la cooperativa Cobideza, al igual que en D.O.P. Arzúa-Ulloa, con un estricto control de calidad y trazabilidad de la leche en origen.
Presenta una característica forma cónica, cóncava-convexa, corteza fina y elástica, de color amarillo paja. La pasta de su interior es blanda, cremosa y uniforme, de color blanco marfil a amarillento. Posee un aroma suave, ligeramente ácido que recuerda a la leche en origen. Su sabor es eminentemente lácteo, que recuerda a la manteca, ligeramente ácido y salado suave.

Es un queso fresco, semigraso, válido para untar. Está elaborado con leche pasteurizada de vaca procedente de explotaciones ganaderas sostenibles y seleccionadas por la Cooperativa Cobideza.
En el proceso de elaboración solamente se emplea cuajo y cultivos lácticos, respetando el método tradicional de cuajado y escurrido en sacos con el posterior batido, momento en el que se aporta la textura deseada.
El requesón es de un color blanco, de aspecto muy poco granulado o incluso textura mousse. Posee un aroma suavemente ácido, que no impide proceder a su cata.
Su sabor es ligeramente ácido y lácteo, lo que supone un alimento ideal para mezclar con frutas, miel y posible sustituto del yogourt en determinadas recetas de postres

Es un queso con forma de barra (base más ancha con respecto a la cara superior), clasificado como graso y madurado un mínimo de 8 – 10 días.
Elaborado de igual manera que un tipo Arzúa-Ulloa y partiendo de la misma selección cuidadosa de la leche en origen.
A diferencia del tradicional Arzúa-Ulloa, presenta similares matices pero más intensos en lo que a propiedades organolépticas se refiere.
Es un queso ideal para todo tipo de acompañamientos, especialmente por su forma de corte para acompañar en tapas o pinchos y canapés, y con una excelente textura para fundir.